Los 300 diputados de la libertad

imagen_1.png

Un desfile militar y una misa en la iglesia Mayor de San Pedro y San Pablo, réplica de la que sirvió a los diputados para jurar las Cortes en 1810, formaron también parte de un programa

Los Reyes posaban ayer junto a los actores que interpretaban a los diputados de las Cortes de 1810.- EFE

Los diputados que hace 200 años decidieron constituirse en Cortes y jurar la soberanía de su nación, pese al acoso napoleónico, regresaron ayer a San Fernando (Cádiz). Algunos casi en persona, en las recreaciones históricas que formaron parte de los actos de este Bicentenario. Tanto el Rey, que presidió los actos, como el presidente del Congreso, José Bono, o el del Senado, Javier Rojo, aludieron al ejemplo de aquellos 300 hombres que marcaron el camino hacia la democracia.

El Real Teatro de las Cortes, que ya fue sede hace dos siglos de los debates parlamentarios, acogió ayer una sesión institucional del Congreso y del Senado. Ante un patio de butacas plagado de diputados, don Juan Carlos se refirió a sus predecesores, aquellos, dijo, que tejieron "los mimbres necesarios para ir edificando una España justa y solidaria". El mismo espíritu, añadió, que inspiró hace tres décadas "a nuestros constituyentes para construir una España moderna, unida, diversa".

También el presidente del Senado, Javier Rojo, mencionó las similitudes entre las Cortes reunidas en la entonces llamada Isla de León y las de 1977. Ambas, recordó, se decantaron en su momento por la monarquía parlamentaria como forma de gobierno. Al papel de la monarquía, precisamente, dedicó el presidente del Congreso, José Bono, sus mayores alabanzas. "Vuestra prudencia, vuestra capacidad y vuestra decisión a la hora de ponerse al lado de su pueblo han sido decisivas", se dirigió Bono al Rey. "No es exagerado afirmar", añadió, "que habéis hecho por España más que todos vuestros antepasados juntos".

El Rey, acompañado de doña Sofía, recibió también elogios en la calle, donde los vecinos de San Fernando hacían guardia desde primera hora de la mañana. La calle Real o la plaza del Rey empezaron a llenarse poco antes de las nueve de la mañana. A esa hora el izado de la bandera nacional y una recreación de la reunión de los diputados en el Ayuntamiento de la Isla abrieron el programa de la jornada.

Muchos acudieron atraídos por el movimiento de autoridades: la presidenta del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas; el presidente del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Dívar; el presidente de la Junta, José Antonio Griñán; la ministra de Igualdad, Bibiana Aído; o el presidente del Consorcio del Bicentenario, Luis Pizarro, eran algunas de las caras conocidas.

No fueron pocos quienes vivieron el día festivo como una celebración de la libertad y de la democracia. Tras la representación teatral que repetía lo ocurrido el 24 de septiembre de 1810, el público aclamó a los diputados -o, al menos, a los actores que los interpretaban-. El fervor no alcanzó el nivel de hace dos siglos, cuando el pueblo gritaba "¡a las Cortes!", pero la asistencia sí fue masiva; los balcones, como había solicitado en un bando el alcalde, Manuel María de Bernardo, estaban llenos, decorados con banderolas; y los vecinos que optaron por vestirse con la indumentaria de principios del XIX dieron a la ciudad un toque festivo.

Un desfile militar y una misa en la iglesia Mayor de San Pedro y San Pablo, réplica de la que sirvió a los diputados para jurar las Cortes en 1810, formaron también parte de un programa que, ya por la tarde, se completó con la entrega del premio Isla de León a los cinco parlamentos hispanoamericanos que celebran este año el bicentenario de su independencia: México, Venezuela, Argentina, Chile y Colombia. Durante el fin de semana, permanecerán abiertos al público los edificios parlamentarios de San Fernando: allí donde los padres de la Constitución de 1812 trabajaron hace dos siglos.

Archivos de imagen relacionados

  • 300_diputados_libertad
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

Quizás te interese