La eliminación de la filosofía, un paso contra la laicidad de la educación

imagen_1.png

La eliminación de la filosofía como materia básica en el bachillerato puede ser un paso adelante en el intento de la iglesia católica por despojar de su carácter laico al sistema educativo mexicano, con el concurso del gobierno federal que encabeza el panista Felipe Calderón Hinojosa, advirtió Célida Godina Herrera (CGH), coordinadora de la maestría en filosofía de la UAP.

En una entrevista con La Jornada de Oriente (JO), la doctora en filosofía por la Universidad Iberoamericana de México e integrante del Observatorio Filosófico de México recuerda como ejemplo de la ofensiva contra la secularización el apoderamiento que un grupo de egresados “sin experiencia ni preparación” de la licenciatura en filosofía de la católica Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla hizo del centro de investigación filosófica fundado por Ricardo Guerra en Cuernavaca, con el respaldo del gobierno estatal panista de Morelos.

La autora de Hombre y técnica en el mundo contemporáneo. Una mirada desde la ética (2006), comienza la charla recordando que la supresión de la filosofía es una “decisión sin consenso del mundo filosófico de México. La enseñanza de la filosofía no debe privilegiar ciertas disciplinas, sino una enseñanza integral que aborde la ética, la estética, la epistemología, la introducción a la filosofía y la historia de la filosofía. La disposición de la SEP es francamente lamentable en el sentido de que eufemísticamente dice que no es que no exista la filosofía dentro del nuevo programa de la SEP, sino que está incluida de una manera transversal, lo que quieren decir es que existe en todas partes pero no está en ninguna, no es explícita.

Se piensa con este nuevo criterio que aprender filosofía es aprender la vida misma y no se necesita un estudio científico, sistematizado, con principios y que cualquiera puede enseñarlo implícitamente dentro de las materias que se imparten.

JO –¿A qué obedece esta ofensiva de la SEP federal hacia la filosofía?, ¿es menosprecio, ignorancia?…

CGH –Lo que pasa dentro de la enseñanza, no sólo en México, es que está obedeciendo a ordenamientos internacionales. La enseñanza ahora tiene que ver con la productividad, con la competencia, con la empresa, tiene que ver con un lenguaje francamente utilitario, francamente tecnológico, en donde se desprecia lo que es el humanismo del conocimiento, en donde en vez de ver a la persona como tal se le ve como objeto.

Tenemos varios ejemplos, desgraciadamente hasta en las instituciones universitarias: antes había una instancia que se llamaba Relaciones Laborales, hoy esa misma instancia se llama Recursos Humanos, una nominación que dice mucho de la concepción que se tiene de las personas, las personas se ven como meros objetos, como meros recursos.

En el mundo secularizado en el que vivimos lo que nosotros tenemos que defender es una enseñanza de la filosofía basada en la razón y no en la fe. Qué es lo que pasaría si desapareciera la filosofía, pues regresaríamos a la Edad Media, en la que sólo los que “enseñan” filosofía son los curas, un periodo que quedó en el olvido desde los siglos XIX y XVIII, con lo que fue la Ilustración.

Nosotros hacemos un marcaje distinto de lo que es la filosofía: la filosofía no es teología ni es ideología y no tiene que ver con la fe ni con el dogma, sino con la luz de la razón; nosotros cuestionamos el dogma, y en ese sentido tenemos que defender una filosofía que enseñamos a los estudiantes, pero no es una ideología, es filosofía.

JO –El sexenio pasado la iglesia católica intentó abiertamente que se abrogara la laicidad obligatoria en el sistema educativo mexicano. ¿Observa usted en esta eliminación de la filosofía una suerte de respuesta a esa pretensión clerical?

CGH –Pensando a fondo, yo creo que sí. Ellos quieren adueñarse de la institución educativa para eliminar la laicidad institucionalmente hablando. Y por supuesto que ahora, como tienen el poder, lo hacen a través de las instituciones creadas por el Estado mexicano en otras épocas. Creemos que así como en el régimen de Fox se criticó a Carlos Fuentes por una obra que escribió, se critica ahora a Chávez porque le entregó a Obama un libro de Galeano, se critica que haya personas en el mundo secular que defienden el aborto, la eutanasia, vemos que hay sectores moviéndose en ese sentido.

La entrevistada recuerda entonces: “en Cuernavaca, el gobierno del estado apoyó, por su estatura intelectual y su prestigio, al doctor Ricardo Guerra para que abriera un Centro de Investigación Filosófica. Hace dos años murió el doctor Guerra, y ahora El Yunque, a través del gobierno panista que está ahora en Morelos, se ha adueñado de este centro. Gente que ha estudiado aquí en la UPAEP, precisamente, es la que ahora quiere convertir a ese centro en una escuela ideológica y confesional.

JO –¿Es gente que estudió la licenciatura en filosofía aquí en la UPAEP?

CGH –Son egresados, uno lo puede ver, son egresados de la UPAEP que de alguna forma se han insertado en el gobierno panista de Morelos y ahora están metidos en este centro de investigación que tenía renombre. La gente que daba clases allí eran filósofos de la UNAM, de la Universidad Metropolitana, y todos ellos simplemente han quedado a disposición de gente sin experiencia, que no tienen ninguna preparación filosófica y que tienen una dirección ideológica de partido.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

Quizás te interese