“Hoy se sorprendería de la ciencia creacionista”

imagen_1.png

Entrevista a Janet Browne. Historiadora de la Universidad de Harvard y biógrafa de Darwin

La historiadora de la ciencia Janet Browne lleva más de 20 años repasando los libros y cartas que dejó Darwin. Fruto de ese trabajo es su monumental biografía en dos volúmenes El viaje (2008) y El poder del lugar (2009) que ha editado en castellano la Universidad de Valencia. Hace unas semanas vino a España para participar en varios actos de celebración del Año Darwin.

¿Qué pensaba Darwin sobre el origen de la vida?

Es un problema que preocupó a muchos autores coetáneos de Darwin y a sus lectores. Sólo lo trató en contadas ocasiones. En sus cartas privadas hay unas tres o cuatro referencias. En ellas es muy ambiguo. Parece que creía en la generación espontánea de la vida a partir de productos químicos. Opino que no creía en que Dios crease las primeras formas de vida. Pero siempre expresó esto en privado.

¿Por qué no abordó el problema en público?

"Opino que no creía que fuese obra de Dios, pero sólo lo dijo en privado"

Porque para él no era un problema. Él sólo intentaba explicar el proceso de cambio que lleva de una especie a otra. El Origen de las especies no habla del origen de la vida, pues no es un libro sobre eso, sino sobre los procesos naturales que cambian a los seres vivos. Sin embargo, mucha gente le criticó por no detallar su opinión de cómo comenzó la vida en la Tierra. En algunas ediciones de El origen, al final del último capítulo, señala que todas las formas de vida provienen de sólo unas pocas formas primordiales. En otras dice que fue el creador el que infundió la vida a estas formas. En otras ediciones no dice nada. Claramente estaba jugando a ser ambiguo, primero con Dios y luego sugiriendo el origen químico de la vida.

¿Fue ambiguo por temor a la reacción de la sociedad o la Iglesia?

Sí, pudo ser así. También lo fue porque nadie sabía nada. Por aquel tiempo había muy poca investigación bioquímica o laboratorios apropiados. Cualquier cosa que dijese hubiera sido una especulación. En cartas a sus amigos imagina una pequeña "charca caliente" en la que podrían haberse formado las primeras proteínas, que a su vez se convertirían en moléculas más activas. Hizo especulaciones, pero trabajaba en un tiempo en el que era muy difícil tomar una decisión informada sobre el tema.

"Él sólo quería explicar el proceso de cambios de una especie a otra"

¿Qué cree que hubiera pensado hoy?

Estaría muy interesado en las teorías que sugieren que, en los primeros periodos de formación de la Tierra, cuando aún la temperatura era muy alta y había proteínas y aminoácidos moviéndose por ahí, las rocas sirvieron de matriz a la que se pegaron esos aminoácidos para formar los primeros ladrillos de la vida. Creo que estaría fascinado por los estudios de la historia evolutiva de las células primitivas y le hubieran interesado mucho los pasos previos a su formación.

¿Cree que le sorprendería que, 150 años después, su legado sea cuestionado?

Creo que pensaría estar en la misma situación que vivió 150 años antes. Esto ha sido diferente en otros periodos. Ha habido muchas etapas en el siglo XX en las que el darwinismo no fue cuestionado por los creyentes. Estas críticas han aumentado en los últimos 10 o 15 años y es esta nueva forma de criticarlo lo que tal vez sorprendiera a Darwin. Las críticas hace 150 años decían que sus teorías eran incorrectas o denunciaban que atentaba contra las creencias religiosas. Ahora, sin embargo, se ha creado una alternativa completa a sus teorías, la llamada ciencia creacionista. Esto es muy nuevo y creo que le sorprendería.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

Quizás te interese