“El islam debe enseñarse en la mezquita y escuelas privadas”

imagen_1.png

La Fundación Mezquita de Granada estima que en la provincia hay 15.000 menores musulmanes

"No todos los padres de confesión musulmana saben que sus hijos tienen derecho a solicitar que se les imparta religión islámica en el colegio o en el instituto". Ésta es la razón por la que, a juicio del director de comunicación de la Fundación de la Mezquita de Granada, Abdel Haqq Salaberria, son muy pocos los alumnos que en el provincia han hecho constar su creencia al escolarizarse.

Según la Delegación, son 481 los estudiantes menores de 18 años que han solicitado Religión Islámica en los centros granadinos, en cambio, la Fundación Mezquita de Granada estima en 15.000 los jóvenes musulmanes que viven en la provincia. "La mayoría de las familias optan por darles las enseñanzas del islam fuera de los colegios, en casa o en la mezquita", explica Salaberria.

La educación musulmana que se recibe en las aulas granadinas no se corresponde con la necesidad real de este sector de la población, entre otras cosas por las dificultades que tienen para que se les asigne un profesor de religión islámica en los centros públicos.

La Fundación Mezquita de Granada considera que la solución más adecuada es que haya escuelas islámicas privadas homologadas por el Gobierno español. Aunque existen muchos proyectos de construcción de las mismas en diversas provincias, ninguna ha conseguido aún los permisos para su apertura.

En Granada, una provincia con 30.000 musulmanes aproximadamente, hay proyectada una escuela islámica privada en la Zona Norte, pero todavía están estudiando los terrenos.

"El islam no es sólo una enseñanza religiosa, es una forma de vida que precisa algo más que una hora de clase a la semana", matiza Salaberria. La Fundación Mezquita de Granada demanda un currículum adaptado y convalidado para que, los ciudadanos que lo deseen, puedan enviar a sus hijos a un centro islámico igual que hacen los católicos, pero en España no acaba de desbloquearse esta vía. Las familias musulmanas desconfían de la enseñanza pública en materia religiosa y prefieren que sus hijos reciban los conocimientos en casa o llevarlos a las mezquitas.

"La pluralidad religiosa en España está garantizada -dice el director de comunicación de la Fundación-, pero no en las aulas". Si bien matiza: "no es tanta la dificultad política como la jurídica, pero confiamos en que salga pronto adelante".

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

Quizás te interese