Diputados buscan “blindar” laicidad

imagen_1.png

PRD asegura que impulsará legislar a favor de la libertad

Jerarquías religiosas y grupos políticos darán batallas en 2010 que se creían superadas en el Estado laico, y que ponen en riesgo la calidad de la democracia, asegura el coordinador de la bancada de Convergencia en la Cámara de Diputados, Pedro Jiménez León.

La historiadora Patricia Galeana advierte que "sin laicismo no puede haber democracia", y sugiere al poder Legislativo blindar el laicismo actual de la República con reformas constitucionales en materia de libertades filosófica, sexual y reproductiva. Además recomienda que el sistema de gobierno incluya la denominación de "laico".

La diputada Teresa Ochoa Mejía (Convergencia) señala que la tolerancia, pluralidad e igualdad son valores que debe fomentar el Estado a través de la educación. Sin embargo, comenta, existen grupos políticos que toman partido por alguna de las creencias religiosas en detrimento de la función laica del Estado.

Por el PRD, la diputada Enoé Uranga dice que "la prioridad para la izquierda debe ser el Estado laico", y subraya la concurrencia en este propósito de legisladores del PRI.

La diputada Uranga y Víctor Hugo Círigo impulsan en San Lázaro una reforma constitucional para fortalecer las libertades sexual y reproductiva, con adiciones al artículo 4, en favor de las cuales argumentan:

"Hoy, más que nunca, debemos defender la laicidad de nuestra República, justo cuando los principios de representatividad, democracia y federalismo se han tornado realidades". Esto se ha lorgrado -exponen Uranga y Círigo- por un Estado libre de imposiciones dogmáticas y creencias con pretensión universal".

Importancia del laicismo

El coordinador de Convergencia, Pedro Jiménez León, mencionó la importancia del carácter laico del Estado, en un foro en la Cámara de Diputados, y expuso que su organización política estará actuante para enfrentar los intentos que se puedan dar desde la jerarquía católica por influir en el quehacer político nacional.

"No podemos permitir que la educación, el único camino para mantenerse ajeno al fanatismo, peligre con un gobierno que no sabe diferenciar entre gobernar y creer", afirmó el diputado Pedro Jiménez León.

El legislador refirió la exposición de la historiadora Patricia Galeana, que presentó en el Palacio Legislativo en noviembre pasado, en la que la especialista plantea que "al llegar el PAN al poder, la jerarquía eclesiástica católica se ha convertido en un poder fáctico que busca acabar con el Estado Laico mexicano y restablecer uno confesional".

Dicho movimiento, tiene fuentes para la acción en el Vaticano, de acuerdo con la historiadora Patricia Galeana: En 1965, el Papa Juan 23 aceptó la separación del Estado y de la Iglesia, pero en la actualidad el Papa Benedicto 16 alienta la unión de la religión y la política, mediante el restablecimiento de estados confesionales. El tema, dice la especialista, ha vuelto en estos días al centro de la vida política mexicana.

A la vez, la diputada Teresa Ochoa Mejía, explicó la preocupación de la ONU por la permanente disputa religiosa en las naciones, por lo que se deben eliminar las formas de intolerancia y discriminación por motivos religiosos o de convicciones.

"En México, las autoridades deben ser garantes del nuevo orden plural de la sociedad, y en ese sentido deben actuar desde un Estado laico, y eso significa que ningún representante del Estado, en cualquier nivel y orden que se encuentre, debe privilegiar a alguna de las iglesias.

"El propósito fundamental es en defensa de la democracia y de que todo funcionario tome distancia entre sus creencias personales -asegura Ochoa Mejía- y sus funciones como representante del Estado". Se debe "dar al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios".

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

Quizás te interese