Diputado del PSOE espera que la reforma sobre libertad religiosa abra la vía a revisar los acuerdos con la Santa Sede

Federico Trillo acusa al Gobierno de querer mantener abierto el enfrentamiento con los obispos con su propuesta

El diputado socialista José Antonio Pérez Tapias espera que una adecuada reforma de la Ley Orgánica de Libertad Religiosa allane el camino para la "necesaria revisión" de los Acuerdos entre el Estado y la Santa Sede, según afirma en un artículo publicado esta semana en la revista 'Vida Nueva'.

   Pérez Tapias, que pertenece a la corriente Izquierda Socialista y es además colaborador del grupo Cristianos del PSOE, mantiene que tras la reforma de la Ley de Libertad Religiosa anunciada por el Gobierno, la sociedad española, "en un clima más sereno", "estará en mejores condiciones para invitar a la Iglesia Católica al imprescindible diálogo en torno a la necesaria revisión de los acuerdos".

   Bajo el título 'Reforma de la Ley de Libertad Religiosa: necesaria y oportuna', el diputado socialista justifica la necesidad de reformar la legislación vigente en materia religiosa porque "la realidad social de España es muy diferente de la que existía hace décadas". Para Pérez Tapias, "la consolidación de la democracia posibilita y demanda nuevos pasos en la regulación del derecho de libertad religiosa y de todo lo que la acompaña".

   "Es necesaria una nueva ley –continúa– que contemple en toda su amplitud esa realidad plural para que se contribuya eficazmente a regular los derechos de la ciudadanía en el ejercicio de sus libertades".

   Asimismo, considera "indispensable" una legislación que establezca "nuevos criterios para la colaboración de las confesiones religiosas con las administraciones públicas" que propugne "un trato igualitario para todas, sin lastre de privilegios confesionalistas".

   El diputado socialista dijo que la Ley de Libertad Religiosa "hay que llevarla a cabo buscando una mayor coherencia con el principio de laicidad" e insistió, "por si alguien no lo tiene claro, en que la laicidad que se propugna no es antirreligiosa". Así, dijo que el objetivo es "profundizar en la separación entre el Estado y las confesiones religiosas para lograr una relación sana entre aquél y éstas".

   Pérez Tapias defiende "una laicidad inclusiva", que "considere" el papel de las religiones en la sociedad civil y "refuerce" el carácter democrático de la sociedad de un Estado de derecho "emancipado de tutelas eclesiásticas". "Es la propia de una sociedad con una ciudadanía consciente de su mayoría de edad", agregó.

"CONTRA LOS OBISPOS"

   Por su parte, el portavoz del Partido Popular de la Comisión Constitucional del Congreso, Federico Trillo-Figueroa, que también escribe en el número de esta semana de 'Vida Nueva', mantiene que el anuncio del Gobierno de reformar la Ley Orgánica de Libertad Religiosa busca "mantener abierto el debate ya empezado en campaña contra los obispos durante los primeros años de legislatura". Para el diputado popular, el Gobierno "ha decidido empezar" por esta ley, ya que "el Estado no tiene capacidad unilateral" para cambiar los Acuerdos con la Santa Sede.

   Federico Trillo defiende en su artículo, titulado 'Las verdaderas intenciones de Zapatero', la legislación vigente en materia religiosa y la considera "plenamente constitucional, dictada en garantía de un derecho fundamental en una democracia".

   En este sentido, el dirigente popular se pregunta si es necesaria la reforma y cuáles son los "hechos nuevos a los que se refiere el Gobierno de Zapatero ahora para cambiar ese grupo normativo". Para Trillo se trata de "consideraciones políticas nuevas" que el Gobierno "tiene sobre el hecho religioso en España". "Y naturalmente las hay; basta con asomarse a la antología de disparates que sobre esta materia se han proferido por algunos candidatos socialistas en la pasada campaña electoral, para darse cuenta de las verdaderas intenciones del Gobierno", agrega.

   Así, cita, en concreto, las "amenazas" de "poner en su sitio a la Conferencia Episcopal por el hecho de haber manifestado legítimamente su opinión sobre algunos asuntos sociales propugnados en el programa del PSOE", como el aborto o la opción de género. Asegura también que la Conferencia Episcopal Española no pidió el voto "para alguien o contra alguien". "Eso sí lo ha hecho alguna confesión islámica, pidiendo el voto abiertamente para el Partido Socialista", añade.

   Trillo señala que el Estado "no tiene capacidad unilateral para cambiar los acuerdos con la Santa Sede" y, "por eso, quizás han decidido empezar por la Ley de Libertad Religiosa". "Quizás por esos, o tal vez, porque, de esta manera, mantienen abierto el debate ya empezado en campaña contra los obispos durante los primeros años de legislatura", continua.

   El portavoz popular concluye que, "en cualquier caso, nada que pueda beneficiar a la libertad religiosa de los ciudadanos". "Pero ya se sabe, a los ciudadanos no se les va a escuchar de nuevo hasta dentro de cuatro años", dijo.

Print Friendly, PDF & Email
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

También te podría gustar...