ACEL ante los símbolos religiosos y los impresos de matrícula

imagen_266.png

EL CONSEJO ESCOLAR DEL COLEGIO ISABEL LA CATÓLICA LE DEVUELVE LA PELOTA A LA CONSEJERÍA EN EL CASO DE LOS CRUCIFIJOS

LA ASOCIACIÓN CULTURAL ESCUELA LAICA, QUE HA PRESENTADO RECURSO DE ALZADA POR ESTE TEMA, FELICITA A LA JUNTA POR HABER MODIFICADO LOS IMPRESOS DE MATRICULACIÓN, Y LE EXIGE DATOS SOBRE ALUMNADO DE RELIGIÓN

El Consejo Escolar del CEIP Isabel la Católica de Valladolid ha declinado pronunciarse sobre la solicitud de retirada de símbolos religiosos católicos (crucifijos) presentes en algunas aulas del centro, tomando la decisión de “esperar comunicación de la Junta de Castilla y León”.

De esta manera le devuelve la pelota al ejecutivo castellano leonés, que ha raíz del conflicto suscitado por el mismo tema en el CEIP Macías Picavea dejó la decisión en manos de los consejos escolares de los centros, alegando “autonomía organizativa” de los mismos, cuestión que la Asociación Cultural Escuela Laica de Valladolid (ACEL) calificó de dejación de funciones y sobre la que el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo n° 1 de Valladolid (en la Sentencia 63, de 27 de Febrero de 2007) les dio la razón, sentencia que se encuentra recurrida por la Consejería de Educación.

La ACEL solicitó la retirada de los símbolos religiosos del CEIP Isabel la Católica a principio del curso 2006/2007, concretamente el 16 de Octubre pasado. Al finalizar el curso sin recibir respuesta interpuso, con fecha 26 de Junio, recurso de alzada ante la Dirección Provincial de Educación, entendiendo que su solicitud había sido desestimada por silencio.

Sin embargo días más tarde recibió la respuesta del Consejo Escolar del centro, fechada el 28 de Junio, expresando la decisión mencionada.

Ante esta respuesta, la ACEL ha efectuado un escrito de ampliación del recurso de alzada, indicando, para evitar defecto de forma, que no se ha producido el silencio aludido pero que no solamente el fondo del asunto recogido en las alegaciones continúa pendiente sino que además la petición de actuación a al administración, formulada en el recurso de alzada, queda reforzada habida cuenta que el propio Consejo Escolar del CEIP Isabel La Católica declina responder afirmativa o negativamente a la solicitud de retirada de los símbolos religiosos y pone la decisión en manos de la Junta de Castilla y León.

Por otro lado, una normativa de la propia administración autonómica de este mismo año, el Decreto 8/2007, de 25 de Enero, que modifica parcialmente el Decreto 7/2005,  en el que se regula la admisión del alumnado en centros docentes sostenidos con Fondos Públicos de la Comunidad de Castilla y León, establece en su artículo 22 que “los acuerdos y decisiones de los Consejos Escolares de los centros docentes y las comisiones de escolarización sobre la admisión del alumnado podrán ser objeto de recurso de alzada ante el titular de la Dirección Provincial de Educación correspondiente”.

La ACEL entiende que aunque este Decreto se refiere a la admisión del alumnado, cualquier cuestión conflictiva, como la presencia de símbolos confesionales en un centro público, tiene la misma posibilidad de recurso. Esta cuestión queda además recogida certeramente en la sentencia 63/2007, relativa al caso del colegio Macías Picavea, que a su vez cita y se apoya en una sentencia similar del Tribunal Superior de Justicia de Madrid de fecha 15 de Octubre de 2002.

Todo ello hace que la ACEL se reafirme en su postura de que la dejación de funciones en que incurre la Consejería de Educación es ilegal, incumple la normativa de la propia administración autonómica y se pone de manifiesto que el intento de dejar la decisión en manos de los Consejos Escolares es pasarles a estos órganos una patata caliente que no desean, como se ha demostrado en la respuesta del Consejo Escolar del CEIP Isabel la Católica.

Por todo ello la ACEL solicita al nuevo consejero de Educación que retire el recurso interpuesto por su Consejería contra la sentencia 63/2007, asuma su responsabilidad y resuelva el fondo del asunto, evitando así las molestias e incomodidades que el tema está generando para todas las partes implicadas.

FELICITACIONES POR EL TEMA DE LAS MATRÍCULAS

De igual forma la ACEL felicita a la Consejería de Educación por haber atendido su petición de modificar los impresos de matriculación, que incurrían en una ilegalidad manifiesta al solicitarse en ellos al alumnado o a sus tutores su elección respecto a la asignatura de religión.

En el escrito dirigido por la ACEL a la Consejería el pasado mes de Abril se le indicaba que tal modelo de impreso de matriculación vulneraba el artículo 16.2 de la Constitución española, que establece que nadie podrá ser obligado a declarar sobre su ideología, religión o creencia; así como el principio jurídico de que el derecho que puedan tener unas personas no puede en ningún caso conllevar obligaciones para otras, por lo que los padres que no quieran religión para sus hijos no tienen que realizar declaración alguna de que no la quieren, siendo los padres o los alumnos que desean recibir esta asignatura quienes deben solicitarlo expresamente.

Esta cuestión fue reconocida por los Defensores del Pueblo de Castilla-La Mancha, Andalucía y Aragón, y judicialmente por el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya y por el Tribunal Supremo, que declararon ilegales los modelos de matrícula en la que bien en el propio impreso o bien en otro aparte pero de cumplimentación obligatoria para todo el alumnado se obligara a manifestar la opción.

La solución propuesta por todos estos órganos es que exista un impreso aparte a rellenar exclusivamente por quien desee solicitar en él la asignatura de religión.

La Consejería, tras el escrito enviado por la ACEL, ha modificado los impresos de matrícula, no incluyendo en ellos ningún tipo de pregunta sobre la asignatura de religión, existiendo un impreso aparte que solamente cumplimentan quien deseen cursar dicha asignatura, presumiéndose que quien no lo rellene es que no lo desea.

LA CONSEJERÍA NO HA APORTADO DATOS SOLICITADOS

Sin embargo otra petición realizada por la ACEL a la Consejería de Educación no ha sido atendida hasta el momento. El 8de Mayo se le solicitó datos referidos a número de alumnos que eligen la asignatura de religión en la provincia de Valladolid, así como el número de profesores de cada confesión y el coste que ello supone. Al no obtener respuesta, con fecha 15 de Junio la ACEL reiteró la misma solicitud.

Hasta el momento la Consejería no ha facilitado estos datos que deben estar a disposición de cualquier entidad que los solicite, por lo que la ACEL anima al nuevo consejero a que de cauce a la solicitud formulada.

Print Friendly
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

Quizás te interese