Julián Arroyo entrevista a Ricardo Moreno

imagen_1.png

A mí me ha resultado de gran interés el capítulo que cierra el libro, el 13, vaya por Dios, que está dedicado a la enseñanza de la religión y que fija la posición del autor de manera rotunda: “Por qué no se debe estudiar religión en la escuela pública” (paginas 126-136). Es un capítulo tan breve como claro en su exposición, hecha desde convicciones serias y rigurosas. Para profundizar en el tema –precisamente ahora,cuando todavía no está decidida la posición oficial del Ministerio sobre la enseñanza de las religiones- le pedí una entrevista para Eikasía.

Manipulación y probablemente intolera ncia. Desde luego lo que no puede hacer el derecho de los padres es imponer a otros una obligación, como la alternativa. En cuanto a la virtud de la tolerancia, parece desprenderse de sus ideas que un país con enseñanza pública de la religión no puede ser tolerante. Entonces, ¿la intolerancia es constitutiva de las propias religiones?
Lamentablemente, la intolerancia ha sido parte constitutiva de todas las religiones (por lo menos de las que conozco), aunque sus adeptos insistan en que tales intolerancias sean desviaciones del mensaje inicial. Y aun cuando así sea, algo deben tener las religiones en su propia esencia cuando son caldo de cultivo de tantas intolerancias. Ahora bien, la intolerancia está muy lejos de ser exclusiva de las religiones, más bien creo que es un virus latente que anida en todos los seres humanos, y que nadie está definitivamente vacunado contra él. La tolerancia no solo me ha de llevar a respetar a los demás, también exigir a los demás idéntico respeto. Por tolerancia respeto a la persona del musulmán, pero por tolerancia se le debe exigir que no obligue a su hija a llevar un pañuelo en la cabeza, si ella está más contenta vistiendo como sus compañeras occidentales. Por tolerancia respeto a la persona del testigo de Jehová (y si quiere dejarse morir por no dejarse hacer una transfusión, allá él) pero esa misma tolerancia debe impedir que deje morir a su hijo que necesita esa transfusión para vivir.

Por tolerancia respeto a la persona del obispo, pero por tolerancia debemos denunciarlo cuando se opone a unas leyes sobre el divorcio o el matrimonio homosexual, que a él ni le va ni le viene, y que pueden ayudar a unas personas a ser más felices sin molestar por ello a nadie. Esa misma tolerancia, que lleva a respetar a todos, sea cual sea su religión, nos debe llevar también a exigir que esa religión no sea ofrecida a nadie como alternativa única. Que se conozcan todas, porque forman parte de nuestra historia, y porque así los que quieran optar por alguna tendrán elementos de juicio para hacerlo.

Toda la entrevista en el archivo adjunto

Archivos relacionados

Print Friendly, PDF & Email
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

Quizás te interese