El Gobierno anuncia que a inicios del 2005 ya se darán clases de religión islámica

imagen_1.png

Las asociaciones católicas muestran su extrañeza; las islámicas, su satisfacción.

Las clases de religión islámica empezarán a impartirse en el primer trimestre del año próximo, al menos en las zonas con una mayor presencia de fieles musulmanes como Barcelona, Madrid y algunas capitales de Andalucía y Levante. Así lo anunció al menos la directora general de Asuntos Religiosos, Mercedes Rico-Godoy, durante una visita a Melilla, ciudad que, junto a Ceuta, ya imparte esta asignatura desde hace cuatro años.

   La noticia fue recibida con "extrañeza" por parte de las asociaciones católicas de padres de alumnos. Estas asociaciones aseguran no entender que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero proponga que la religión católica sea una asignatura no evaluable y, sin embargo, potencie la clase de islamismo (ésta tampoco sería evaluable). Por su parte, la Federación de Entidades Religiosas Islámicas (Feeri) expresó su alegría por este anuncio, medida que ya recogían los acuerdos alcanzados en el año 1995 con la comunidad islámica, aunque califica de insuficiente la veintena de profesores comprometidos por la Administración.


   El Govern, uno de los afectados por el anuncio del Ministerio de Educación por el elevado número de musulmanes que residen en Catalunya, afirmó que desconocía esta noticia, por lo que "no nos planteamos introducir ningún cambio a partir de enero", dijo la consellera de Educació, Marta Cid.


   Rico-Godoy visitó ayer, acompañada del delegado del Gobierno en Melilla, José Fernández Chacón, el colegio público Velázquez "para ver cómo está organizada la enseñanza de la religión islámica y la católica", lo que consideró del "mayor interés" para la aplicación del convenio de la enseñanza de la religión islámica para toda la Península. La directora general de Asuntos Religiosos manifestó que la ciudad autónoma "es un laboratorio" en cuanto a convivencia intercultural se refiere y, aunque las condiciones son distintas al resto de España, puede ser un ejemplo que analizar.


   Ante este anuncio, el presidente de la Confederación de Federaciones Católicas de Asociaciones de Padres de Alumnos de Andalucía (Concapa), Juan Rodríguez, mostró su sorpresa por el hecho de que "el Gobierno quiera hacer no evaluable la asignatura de Religión y, ahora, diga que va a enseñar islam en las escuelas". "Nosotros no estamos en contra de que las demás religiones puedan enseñarse en los colengios, porque lo que pedimos es que las clases de Religión cuenten para la nota", aclaró. En este sentido, Rodríguez apuntó: "Me sorprende que casi quieran eliminar la clase de Religión pero pretendan introducir las clases de islam".


   Por su parte, el presidente de la Feeri, Abdelkarim Mugiddin, evaluó positivamente el anuncio de la directora general de Asuntos Religiosos, aunque consideró insuficiente el compromiso de la Administración de dotar este capítulo con 20 profesores. Mugiddin calculó que se necesitarían unos cien profesores para atender la demanda de las ciudades en las que se impartirán clases de islam. "Una ciudad como Madrid puede acaparar a casi todos los profesores y el alumnado infantil que demanda la enseñanza del islam es muy superior", aseveró. Por ello, apuntó que la próxima semana mantendrán una reunión con Educación. No obstante, indicó que el anuncio de Rico-Godoy es positivo ya que desde 1995 la comunidad islámica esperaba esta noticia.

Print Friendly, PDF & Email
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

Quizás te interese