200 sacerdotes menos cada año por la crisis de vocaciones

El obispo de Tarrasa dice que la mayoría de jóvenes no entran en el seminario porque garantice un plato caliente y un sueldo fijo, aunque admite que «puede haber algún caso»

1.278 seminaristas se preparan en España para ser sacerdotes. Las estadísticas dicen que una cuarta parte acabará abandonando. La Iglesia afronta el Día del Seminario con una campaña para promover las vocaciones que incluye, entre otros, el reclamo de un trabajo fijo para quienes se hagan sacerdotes. El año pasado sólo se ordenaron 122 curas en toda España, un 25% menos que el año anterior.

Los seminarios españoles cerraron 2011 con 51 aspirantes al sacerdocio más que en 2010. Es un incremento del 4%, que invierte la tendencia a la baja de la última década, pero no garantiza ni de lejos el relevo generacional en un colectivo cada vez más envejecido. La edad media de los sacerdotes españoles ronda ya los 65 años, y se calcula que cada año el número de curas se reduce en unos 200 porque los fallecimientos superan con mucho los nuevos ingresos. El año pasado en casi la mitad de las diócesis no se produjo ninguna ordenación sacerdotal.

En plena crisis, la Iglesia acaba de lanzar una campaña que bajo el lema de "Te prometo una vida apasionante", ofrece como reclamo un trabajo fijo a quienes se hagan curas. "Hace años se decía que los ingenieros de Telecomunicaciones salían todos colocados nada más acabar la carrera, hoy es mucho más difícil, con un paro juvenil que casi alcanza el 50%". "Ciertamente entrar en la vida del sacerdocio garantiza un trabajo y un sueldo fijo, pero la vida sacerdotal no es sólo una profesión, que también, es sobre todo una vocación que supone una entrega total durante toda la vida", ha señalado a la Cadena Ser, el obispo de Tarrasa, y presidente de la Comisión Episcopal de Seminarios, Angel Luis Saíz Meneses. "Por eso no creo que haya jóvenes que mayoritariamente entren en el seminario como refugio para tener un plato de comida caliente y un sueldo pequeño pero fijo, puede que haya alguno, no digo que no, pero en conjunto, la gran mayoría, no creo que sea así".

Quienes llegan hoy al seminario lo hacen con más edad, formación formación universitaria y en muchos casos, experiencia previa de trabajo. Y aumenta también el número de aspirantes extranjeros, sobre todo de Latinoamérica y Europa del Este. Por diócesis son las de Madrid, Toledo, Cartagena y Córdoba las que registran un mayor número de seminaristas. En el otro extremo se sitúan Barbastro, Menorca, Osma-Soria, Solsona y Zamora con sólo un seminarista en 2011. Sigüenza Guadalajara cierra la lista al no registrar ningún aspirante.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...