Observatorio Internacional sobre la Laicidad

imagen_1.png

El 9 de mayo 1998, el CAEDEL,, la Liga francesa de la enseñanza y el Gran Oriente de Francia ha organizado un día de estudio sobre el tema: ¿Europa será laica? La colocación de un Observatorio Internacional de la Laicidad ha sido decidida d

Creación de un Observatorio Internacional de la Laicidad :
Origen:
Esta iniciativa del Gran Oriente de Francia tiene el acuerdo y el sostén del CAEDEL, de la Liga de la enseñanza, de la Federación Humanista europea y de las diversas obediencias masónicas adogmaticas.

Fines:
1 – reagrupar toda información y estudios sobre las posibilidades de promoción de la ética laico en el mundo, lo mismo que las adversidad encontradas (clericalismos, integrismos, y dogmatismos. Armonizar y difundir las ideas y posiciones laicas por todas partes donde pueden ser promovidas;
2 – tomar todas las iniciativas concertadas necesarios para hacer tomar en cuenta las posiciones y reinvindicación laicos por las instancias políticas y culturales, tanto nacionales que internacionales;
3 – obrar al reagrupamiento y a la cohesión de las fuerzas humanistas laicas en todos los países donde son implantadas.

Los promotores del observatorio se explican :

Contrariamente a lo que afirma los espíritus apenados, en los múltiples lugares el pensamiento libre y su corolario, el humanismo cívico y social, se afirman y luchan obstinadamente las fuerzas dogmáticas e intolerantes.

Su lucha es de tanto más necesario que los integrismos entregan de los combates a menudo bárbaros contra los movimientos de emancipación y de solidaridad humana.
Gracias al prodigioso desarrollo de la comunicación y de la circulación de las ideas, los ideales laicos se derraman, fundados en la voluntad de independencia del pensamiento y la aspiración a más de solidaridad.

Los horrores de ciertas realidades sociales o guerreras, hoy mejor conocidas y revelado públicamente, no pueden enmascare los progresos continuos de éste ideal en expansión, que en muchos lugares se nombra Laicidad.

El combate contra la opresión es universal, mismo allí donde los totalitarismos y la ignorancia la arrancan todavía. Como en todo conflicto vital de que el progreso humano es la puesta esencial, aquellos que luchan deben y quieren equiparse de los medios indispensables entre que la solidaridad en la acción y la evaluación lúcida de sus potencialidades.
Es en este fin que acaba de ser fundado el observatorio Internacional de ella Laicidad por iniciativa de fuerzas activas humanistas y progresistas.

Sus diversidades de análisis parcelarios podrán alimentar sólo la riqueza de su ética global y garantizarán su estricta independencia solidario.
En efecto, los organismos fundadores así asociados tienen en generalidad la misma voluntad de. uvrer a la promoción de la independencia de la vida pública respecto a las influencias religiosas, el respeto de los derechos del individuo, la tolerancia, devuelve y la práctica solidaria en la organización social fundada sobre la prioridad a el interés general.
El Centro de acción europea Democrático y Laico (CAEDEL) empéñate a prohibir así todavía mejor y con cada vez más de tenacidad estos valores, que son desde más de cuarenta años, su, razón de ser.

Etienne PION
Presidente del CAEDEL

La Federación Humanista europea ha tomado conocimiento con interés de la proposición formulada en mayo pasado por el GODF de crear un observatorio internacional de la laicidad y de la voluntad del CAEDEL y del LFEEP de asociar se. La Federación saluda esta iniciativa y oye contribuir de manera positiva teniendo en cuenta sus especificidades propios.
La composición sociológica de sus asociaciones miembros, mayoritariamente localizado en los países de cultura germánico, escandinavo o anglosajona devuelve sin duda menos inmediatamente perceptibles a éstas el concepto de laicidad tal y como es comprendido en Francia. Sin embargo, nuestras asociaciones son opuestas radicalmente a las intromisiones inadmisibles de las Iglesias en el campo del político, todo, como militan desde hace mucho tiempo para la libertad de pensamiento y los derechos del hombre.
La Federación ha adquirido una experiencia cierta de la gestión de las diversidades de sus componentes puestos al servicio de los ideales comunes. Es esta aptitud a integrar las especificidades nacionales o regionales que contamos con traer en la canasta del casada.
Desde entonces consideramos este observatorio como una herramienta importante de cooperación entre las asociaciones fundadoras y con éstas quien ellas reunirán. La mejoría de los cambios de información que esta iniciativa debería permitir contribuirá también, la esperamos, a reforzar el lugar de los defensores de la Laicidad, en el paisaje institucional europeo y mundial.

Claude WACHTELAER
Presidente de la Federación Humanista Europea

. . .

Europa se construye cada día. Desde luego el modo pragmático, esencialmente a de los fines económicos, que prevalecen ampliamente hoy no puede satisfacer a los militantes laicos, pero Europa se construye. Él nosotros pertenece pues de investirnos más para una construcción de una Europa social donde ellas ciudadanos encontrarán naturalmente su lugar. Ahora si unos redes ideológicas existen bien en Europa, son esencialmente a base confesional, pluriconfesional u otro, jugando la información, mutua y la solidaridad. En el mismo tiempo, se comprueba una gran dispersión de los laicos y de los humanista, a menudo prontos, por lo menos para ellas francés, a desgarrarse entre ellos para las puestas de vez en cuando irrisorios.
También, la Liga de la enseñanza es feliz de asociarse para la creación de uno observatorio europeo. No se trata de crear una superestructura globalizante, incluso uniformizadora, pero de permitirle libremente cambios de ideas, de hechos, de proyectos en todos, los dominios que interesan la laicidad, el humanismo y la ciudadanía, tocando, las personas, los países, las instituciones.
Nuestro objetivo es de cruzar las redes " a partir de un acuerdo que la funda participación de todos sobre la confianza y la competencia. La Liga de la enseñanza tomará su parte en el éxito común.

Pierre TOURNEMIRE
Liga francesa de la enseñanza

. . .

En este período de conmemoración de la proclamación de la Declaración Universal de los Derechos del hombre, el espectáculo horrible de ellas consecuencias del oscurantismo, del fanatismo, y del odio, hasta las puertas de nuestros estados, dichos civilizados, viene constantemente llamarnos que el día es todavía lejos donde la trilogía "Libertad, Igualdad, Hermandad", podrá brillar serenamente sobre el mundo. Ellas colgados de Kabul, los degollados de Tiaret, aquellos de Srebrenicza y hoy del Kossovo, testimonian de la barbarie en la que los odios comunitarios sumergen el mundo actual.
Europa se hace, nos dice se. Comprobamos cada día que si la Europa económica, financiera, monetaria existe bien, Europa social es todavía lejos. Sobre todo, queda a dar a esta construcción un alma, y este alma podrá ser sólo la creación de una verdadera ciudadanía europea.
Los Francos Albañiles del Gran Oriente de Francia quedan persuadidos que la llave de bóveda de una tal ciudadanía es la Laicidad. Pone en principio primero la libre elección, el libre, examen, la libertad absoluta de conciencia. Ella tiene para finalidad el acceso de cada hombre y de cada mujer a la llena y entera responsabilidad de se. La Laicidad es la matriz de todas las libertades, públicas, y particulares.
Al nombre de la tolerancia, fundada sobre la igual, dignidad de todos los seres humanos, ella, alienta el reconocimiento y el respeto del otro, la abertura y el diálogo. Pero no ahumaba contentarse con la yuxtaposición de grupos, de comunidades,, de iglesias quien, aunque. al mejor – dicen respetarse, tabican todavía demasiado a menudo nuestras sociedades en grupos rivales listos para desgarrarse en cuanto aparece la mínima dificultad social.
Es de esta Laicidad que debe se alimentar nuestro combate contra todos los oscurantismos, religioso o no, contra todas las dogmas, contra todos, los fenómenos de pensamiento único quien traban la llena abertura del individuo y del pensamiento libre. La Laicidad es desde luego en primer lugar tolerancia, pero ella es también, hoy como ayer, resistencia, y combate. El humanismo laico libertador que deseamos, los principios sobre los que se apoya, aparecemos más que nunca actuales, permanentes, universales.
Es para hacer progresar este humanismo laico, que el Gran Oriente de Francia, asociado al CAEDEL, a la Liga de la enseñanza y a la Federación Humanista europea, es cofundador del observatorio Internacional de la Laicidad. Se trata de poner en generalidad nuestras fuerzas, nuestros medios, nuestras redes, para dar una dimensión europea a los principios de Laicidad, solos capaces de cementar una verdadera ciudadanía, fiadora de la democracia de mañana.

El Gran Oriente De Francia

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

Quizás te interese