11 musulmanes mueren en Myanmar por violencia sectaria

Al menos 11 musulmanes rohingyas perdieron la vida el domingo cuando extremistas budistas prendieron fuego a sus casas en dos aldeas de la ciudad oeste de Sittwe, sita en la región de Rakhine.

Según ha reportado este lunes la radio Banga, militares y gendarmes fronterizos apoyaron a los budistas que quemaron las precarias viviendas de musulmanes en las aldeas de Mamra y Mraut.

Las fuerzas militares birmanas abastecían contenedores de gasolina a los monjes que incendiaron las casas de los musulmanes con el fin de hacerles huir de sus hogares.

El silencio de las organizaciones de derechos humanos ante los abusos contra los rohingyas ha dado luz verde a budistas y militares birmanos a intensificar sus medidas contra esta minoría musulmana.

Según los informes, miles de musulmanes rohingyas de Myanmar viven en condiciones deplorables en campamentos de refugiados, después de que fuerzas de seguridad y extremistas budistas comenzaran el 10 de agosto a quemar sus aldeas.

Los musulmanes de Myanmar no son reconocidos como una minoría religiosa por el Gobierno central. Las autoridades birmanas alegan que los rohingyas son inmigrantes ilegales, pese a que han vivido durante generaciones en este país.

Myanmar tiene una población de 60 millones de personas, de los que el 89 % profesa el budismo y solo el 4 % es musulmán.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...